Cebolla morada encurtida, picante opcional

La cebolla morada encurtida le añade un toque ácido a los platos. Puedes usarla en la hamburguesa, en ensaladas, sobre un arroz con verduras, en tus tacos, …

Ingredientes

  • 1 cebolla morada grande
  • 1/4 de taza de zumo de limón
  • 1/4 de taza de zumo de lima (o media taza de limón)
  • 1/4 de taza de un vinagre suave, yo usé vinagre de arroz
  • pimienta en grano
  • una hoja de laurel
  • 1 chile fresco
  • un frasco de vidrio con tapa

PASO 1

Corta la cebolla en rodajas finas en la dirección en la que saldrían aros de cebolla. Córtalas finitas, incluso puedes usar la mandolina.

PASO 2 – Opcional

Cuando la cebolla tiene un sabor muy intenso, puedes bajarle esa intensidad con agua caliente. Para ello, hierve dos vasos de agua o caliéntalo en el microondas. Sumerge en el agua la cebolla cortada. Tras 2 minutos, echa agua fría para parar la cocción y usa un colador para tirar el agua.

Este paso es opcional. Lo recomiendo si a alguien en casa no le gusta tanto la cebolla.

PASO 3

Mete la cebolla cortada en el bote de vidrio y añade el zumo de limón, el zumo de lima, el vinagre, la pimienta y el laurel.

Opcional, si lo quieres picante: Corta el chile en rodajas y añádelo al bote.

Estará listo cuando la cebolla cambie de color. Recomiendo dejarlo reposar al menos media hora.

El bote de cebolla aguanta en el frigorífico unos 10 días. Al guardarlo, intenta que las tiras de cebolla estén sumergidas en la mezcla para que tengan menos contacto con el aire.