Lentejas


Para 2 personas.
Fácil. 1 hora.

Ingredientes:

  • 200gr de lentejas secas o cocidas (en bote)
  • media cebolla
  • un pimiento verde
  • 3 ajos
  • 3 zanahorias
  • 2 patatas pequeñas
  • 1 hoja de laurel
  • media cucharadita de pimentón (o paprika)
  • dos cucharadas de aceite de oliva
  • PASO 1
    Pon las lentejas en un bol con mucha agua. Deja las lentejas en remojo una noche entera.
    Puedes saltarte este paso con un bote de lentejas cocidas (como en mi caso).


    PASO 2
    Corta pequeñito el ajo, las zanahorias, la cebolla y el pimiento*. Échalo en una olla con el aceite y cocínalo a fuego bajo.


    PASO 3
    Mientras se dora todo pela y corta las patatas en cuadritos y añádelos a la olla.
    Cuando esté dorado añade el pimentón (o paprika).
    En este momento es cuando se echa también el chorizo, si las quieres hacer con chorizo.


    PASO 4
    Añade una hoja de laurel.
    Cuela las lentejas. Échalas sin caldo a la olla y cocínalo 3 minutos dándole vueltas con una cuchara de palo para que no se pegue.


    PASO 5
    Añade una cucharadita de sal y agua hasta 4cm por encima de las lentejas.
    Sube el fuego a medio-alto para que empiece a hervir.


    PASO 6
    Con la olla sin tapar, deja que hierva a fuego bajo-medio durante 20 minutos o hasta que las patatas estén cocidas (depende del tamaño de las patatas). O, si las lentejas estaban crudas, hasta que las lentejas estén blanditas también, unos 50min.
    Remover cada 15 minutos.
    Si la olla se va quedando sin caldo, añadir más agua, que las lentejas nunca asomen.

    Las lentejas se comen con pan.
    El pimentón puede ser picante o no, depende del gusto de cada uno.
    Hay personas que le echan un chorrito de vinagre de vino al plato antes de empezar a comer.
    Cuanto más harinosas sean las patatas, mejor, harán que el caldo sea más espeso. Las patatas más harinosas son las que tienen tierra en el súpermercado.

    *En México es difícil encontrar pimiento verde, así que he utilizado un pimiento morrón o bell pepper rojo, pero no le queda muy bien porque es muy dulce. Mejor no usar pimiento o usar el mismo que he utilizado pero de color verde.

    Parmigiana di melanzane o berenjenas a la parmesana


    Para 4 personas.
    Medio. 2-3 horas.

    Ingredientes:

    • 2 berenjenas grandes o 3 pequeñas
    • 2 dientes de ajo
    • 150gr de queso parmesano rallado
    • 1 bote grande de tomate triturado (unos 700ml)
    • media cebolla
    • un ramillete de hojas de albahaca fresca
    • 2 bolas de mozzarella fresca (aunque no la he encontrado y he tenido que usar de la seca)
    • sal gruesa
    • aceite de oliva


    PASO 1
    Lava las berenjenas y córtalas en rodajas de medio centímetro.


    PASO 2
    Coloca una capa de rodajas de berenjena en una fuente, o un bol, y  échale sal gruesa por encima. Coloca otra capa de berenjenas y otra de sal. Así hasta que acabes las rodajas de berenjena. Ponle un plástico por encima y algo pesado para apretar la sal contra las berenjenas. Yo he usado una pieza de mármol que hay por casa, pero unos litros de leche o unas latas de algo también valen. Déjalo así al menos media hora.


    PASO 3
    Pela y corta los ajos y la cebolla. Echa dos cucharadas de aceite de oliva en una olla mediana. Calienta a fuego medio y echa el ajo. Cuando empiece a dorarse, añade la cebolla y déjalo a fuego muy suave.


    PASO 4
    Mientras, lava cada una de las rodajas de berenjena y ponlas sobre un trapo limpio y seco. Cuando tengas todas las rodajas sobre el trapo, pon otro trapo encima para secarlas bien. Puedes apilarlas y apretarlas para que suelten todo el agua.
    Es importante que les dé agua por los dos lados porque si no el plato saldrá demasiado salado.


    PASO 5
    Pon a fuego medio-fuerte la sartén o plancha anti adherente más grande que tengas y pon a dorar las rodajas de berenjena.
    Hay personas que hacen este paso con mucho aceite, pero las berenjenas absorben como ninguna otra verdura el aceite y al final el plato queda más que grasiento.


    PASO 6
    Mientras añade el bote de tomate triturado a la cacerola y déjalo a fuego bajo hasta que empiece a espesarse.

    PASO 7
    Cuando la salsa esté espesa y todas las berenjenas cocinadas, enciende el horno a 200ºC.
    Echa media cucharada de aceite en un un recipiente para horno y extiéndelo por todo el interior para que no se pegue nada.
    Prepara el parmesano rallado, la mozzarella en rodajas (la mía era seca y rallada), las hojas de albahaca en trozos rotas con las manos, las berenjenas y la salsa de tomate.


    PASO 8
    Empieza a poner las capas empezando por una capa de berenjenas, luego una capa fina de salsa de tomate extendida con una cuchara. Unos trozos de albahaca, una capa de parmesano y otra de mozzarella.


    PASO 9
    Repite el paso 8 una y otra vez hasta acabar todos los ingredientes. Procura que la capa de arriba sea de salsa de tomate, un poco de mozzarella y parmesano, así se hará una capa crujiente de queso.

    PASO 10
    Ponlo en el horno a 200ºC durante 35 minutos. Y listo.

    La receta es de la abuela de mi amiga Angelica, de Nápoles. Y es uno de mis platos preferidos.

    Tortilla de patatas

    Tortilla de patatas o tortilla española

    Para 4 personas.
    Medio difícil. 45 minutos.

    Ingredientes:

    • 5 huevos
    • 3 patatas grandes
    • 1/2 cebolla
    • aceite de oliva
    • 1 cucharadita de sal
    • 1 sartén que no se pegue


    PASO 1
    Pela las patatas. Lávalas y córtalas en trozos irregulares de medio centímetro de ancho. Si son más gruesos tardarán más tiempo en hacerse, pero no pueden ser muy finos porque se tuestan. Corta en cuadraditos la cebolla.


    PASO 2
    Calienta una sartén con bastante aceite de oliva, que cubra todo el fondo. Cuando empiece a calentarse ponlo a fuego medio-bajo y echa la cebolla.


    PASO3
    Cuando la cebolla empiece a dorarse, echa las patatas a la sartén. Añade aceite hasta que las cubra y déjalo 10-15 minutos. Dale una vuelta de vez en cuando para que no se peguen entre ellas.


    PASO 4
    Mientras, bate en un bol grande los huevos y la sal.


    PASO 5
    Cuando las patatas estén como cocidas (medio transparentes y fácil de romper), sácalas poco a poco con una espumadera y ve pasándolas al bol donde están los huevos.

    PASO 6
    Cuando todas las patatas estén en el bol, dale un par de vueltas para que se mezclen con el huevo. En este momento puedes ajustar la sal a tu gusto (si no te da cosa probar el huevo crudo).  También puedes añadir un huevo si ves que no tiene la textura de la foto. Quita casi todo el aceite que ha quedado en la sartén hasta que sólo quede una cucharada. (Puedes apartarlo para hacer otro día patatas fritas, por ejemplo).


    PASO 7
    Pon el fuego al máximo y la sartén con esa cucharada de aceite. Cuando esté bien caliente, echa el contenido del bol y baja a fuego medio durante 3 minutos. Mueve la sartén para que el huevo llegue a las paredes y empiece a freírse.


    PASO 8
    Ten un plato preparado que sea más grande que la circunferencia de la sartén.
    Aparta la sartén del fuego y coloca el plato boca abajo sobre la sartén. Pon la mano sobre el plato y dale la vuelta a la sartén+plato.


    PASO 9
    Pon de nuevo la sartén a fuego fuerte. Haz que la tortilla a medio hacer se deslice del plato la sartén para terminar de hacerla. Inmediatamente baja el fuego al mínimo. El tiempo de espera depende de si te gusta más jugosa o menos. Yo esperaría 4 minutos.

    PASO 10
    Igual que en el paso 8, pon un plato sobre la sartén y dale  la vuelta a todo.
    Si es tu primera vez, abre medio centímetro del centro de la tortilla para ver si está a tu gusto, y si te gusta más hecha, la vuelves a poner en la sartén a fuego medio (ya no hace falta el fuego fuerte porque queremos que se haga por dentro).

     

    **Las mejores patatas para esta receta son las más harinosas, las de horno. El resultado es mejor y se cocinan más rápido.

    La dificultad de la tortilla de patatas está en conseguir la textura adecuada. Depende del ancho de las patatas, de lo caliente que esté el fuego, de cuántos huevos sean, del gusto de cada uno, ..

    Tarta de patata y calabacín

    Para 4 personas.
    Fácil. 15min +horno (40min).

    Ingredientes:

    • 4 patatas grandes
    • 1 calabacín grande
    • media cebolla
    • 1 huevo
    • 1 taza de leche
    • 1 cucharadita de levadura de repostería
    • 1 cucharadita de aceite
    • 1 cucharadita de vinagre
    • 1 cucharadita de mostaza
    • 1/3 de pastilla de caldo
    • queso
    • cilantro (opcional)
    • sal y pimienta


    PASO 1
    Pon una cacerola con agua y un puñadito de sal. Pela las patatas y córtalas en rodajas de 1cm de ancho. Ponlas a cocer 10 minutos.


    PASO 2
    Lava el calabacín, haz rodajas finas y ponlas en el molde del horno (si las haces de medio centímetro no se secan y queda abajo una capita de caldo). Espolvorea sal y pimienta.
    Pica la media cebolla en tiras finas y ponlas sobre el calabacín.


    PASO 3
    Precalienta el horno a 200ºC (400ºF).
    Coloca las patatas como una cama sobre la base de calabacín y cebolla.


    PASO 4
    Mezcla en un bol el huevo, la leche, la levadura, el aceite, el vinagre, el tercio de pastilla de caldo y la mostaza. Échale la mezcla por encima a las patatas.

    PASO 5
    Corta finito o ralla el queso y el cilantro, échaselo por encima y mételo al horno 40minutos a 200ºC.

    Prometo una foto original cuando vuelva a hacerlo.

    Receta de CreatiVegan