Falafel de garbanzos


Fácil. 24h en remojo + 20 minutos de preparación.

Ingredientes para 15-18 falafeles:

    • 3 tazas de garbanzos secos
    • 1 cebolla mediana
    • 3-4 ajos
    • 1 taza de cilantro fresco
    • 1/2 taza de perejil fresco
    • 2 cucharadas de semilla de cilantro
    • 1 cucharada de comino
    • 1/2 taza de pan rallado
    • 1/4 taza de harina
    • 2 cucharaditas de tahini o sesamo molido
    • 1 cucharada de levadura
    • Pimienta negra
    • Sal
    • Aceite para freír
    • Salsa (opcional): tahini, limón, agua y sal

Paso 1
Deja los garbanzos en remojo al menos 24 horas.
Escurre todo el agua y pícalos en el procesador de alimentos, o picadora. Cuando tenga la textura de arena gruesa, ponlos en un recipiente grande.

Paso 2
Usa de nuevo la picadora para triturar el perejil, el cilantro y la cebolla. Pícalo fino pero que no sea una pasta. Añade esto al recipiente donde están los garbanzos.

Paso 3
Añade el resto de ingredientes al recipiente: el cilantro en polvo, el comino en polvo, el pan rallado, la harina, el tahini, la levadura, la pimienta negra y la sal.

Puedes dejar reposar la mezcla en la nevera una hora para que los ingredientes se mezclen mejor, o freír en ese momento.

Paso 4
Haz pequeñas bolitas aplastadas, los falafeles, y fríelos en aceite vegetal a fuego medio-alto 1 minuto por cada lado o cuando estén crujientes y tostados. Es mejor usar aceite que no sea de oliva, porque otros aceites más ligeros alcanzan más temperatura sin quemarse.

Procura echar una bola de mezcla cada 30 segundos, no todas a la vez, o la temperatura del aceite bajará y, mientras sube, los falafeles lo absorverán.

Paso 5 (salsa, opcional)
En un recipiente pequeño y profundo, mezcla 1 cucharadita de tahini, 1 cucharada de agua, una pizca de sal, y el zumo de medio limón. Tarda en mezclarse, pero es la salsa más fácil y más perfecta para los falafeles.

Puedes servirlos con pan de pita, tomate, pepino, cebolla morada,

La mezcla de falafel cruda se puede congelar sin problemas, llegando al paso 3, justo antes de freírlos.

Esta receta está basada en los falafeles de Annur

Helado casero de mango (sin máquina)

Fácil. 10-15 minutos de preparación, 5 horas en el congelador.

Ingredientes para 4 personas:

  • 2-3 mangos grandes muy maduros
  • 200ml o 1 taza de nata líquida para montar
  • Media taza de leche condensada

Paso 1
Monta la nata hasta que esté firme.

 

Paso 2
Pela y tritura los mangos. Añádelos a la nata, junto con la leche condensada, removiendo con cuidado para no bajar mucho la nata montada.

 

Paso 3
Coloca la mezcla en un recipiente con tapa y ponlo en el congelador. Remueve la mezcla a las 2 horas. Puedes comerlo a partir de las 5 horas.

Si te gusta el helado con trozos de fruta, cuando vayas a removerlo a las 2 horas, añade trozos de mango fresco.

Uso mangos muy maduros para que el dulzor del helado venga de la fruta y, así, usar menos leche condensada.

Puedes usar esta recetaa para hacer helado de fresa, de melocotón, de plátano, … o la fruta que esté en temporada donde vives.

Esta receta está basada en la de mi fuente favorita de recetas indias: Show me the Curry.