Bizcocho de dos chocolates con frambuesa


Dificultad media. 20 minutos de preparación, 30 minutos en el horno.

Ingredientes:

  • 175g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 140g de azúcar blanco
  • 30g de azúcar moreno
  • 3 huevos
  • 100ml de leche
  • 4 cucharadas de cacao en polvo
  • 200g de harina
  • 3 cucharaditas de levadura
  • 50g de chispas de chocolate o chocolate en trozos
  • 12 frambuesas
  • media cucharadita de sal


Paso 1
Enciende el horno a 180ºC.
En un recipiente, mezcla los dos azúcares con la mantequilla a temperatura ambiente.


Paso 2
Bate los huevos y añádelos a la mezcla. Añade también la harina, la leche, el cacao, y la levadura.


Paso 3
Corta el chocolate en trozos, mézclalo todo y ponlo en el molde del bizcocho.
Pon las frambuesas dentro de la mezcla, espolvorea con sal, y mételo al horno unos 30 minutos o hasta que metiendo un palillo, éste salga limpio.

Galletas con chispas de chocolate

Para todos. Medio difícil. 15 minutos de preparación, 10 min cada hornada y 10 min de espera para enfriarse.

Ingredientes:

  • 125gr de mantequilla
  • media taza de azúcar blanco
  • media taza de azúcar moreno
  • media cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 huevo
  • una taza y 3/4 de harina
  • 1 cucharada de levadura tipo Royal
  • 250gr de chispas de chocolate
  • una pizca de sal


PASO 1
Precalienta el horno a 180ºC.
Mezcla bien la mantequilla, los azúcares y la vainilla.


PASO 2
Bate el huevo y añádelo poco a poco.


PASO 3
Mezcla la levadura con la harina y échalo poco a poco mientras remueves la crema.
Añade las chispas de chocolate.


PASO 4
Haz bolitas con la masa y ponlas en una bandeja sobre papel de horno. Separa las bolitas para que no se peguen unas con otras cuando estén dentro del horno. Mete la bandeja al horno a 180ªC durante 10 minutos.


PASO 5
Después de 10 minutos, las primeras galletas están listas. Sácalas del horno y ponlas sobre una rejilla del horno a enfriar al menos otros 10 minutos. Echa un poquito de sal sobre cada galleta. Puede ser sal gorda o sal normal.
Si comes las galletas recién hechas están más chiclosas, pero también están ricas.

Conserva las galletas en un recipiente cerrado en un lugar seco. Yo, como tengo hormigas por la casa, he tenido que mantenerlas en el frigorífico y se han quedado un poco duras.

Basado en esta receta de The One Pot Chef.