Crema de mascarpone

Ingredientes:

  • 250g de queso mascarpone
  • 2 yemas de huevo
  • 75g de azúcar
  • 25g de agua
  • batidora de varillas

PASO 1
Pon las dos yemas de huevo en un bol y prepara las varillas.

Por otro lado, calienta a fuego medio el agua y el azúcar en un cazo hasta que salgan las primeras burbujas, sin parar de remover.

PASO 2
Cuando salgan las primeras burbujas, apaga el fuego y echa el sirope (agua con azúcar) muy poco a poco sobre las yemas, mientras bates la mezcla. Se irá formando una mezcla uniforme y espesa. Ten paciencia, se tardan unos 10-15 minutos en enfriar suficientemente la mezcla antes de añadir el mascarpone.

Es importante que el sirope esté hirviendo antes de mezclarlo con las yemas porque así se cocinan y el resultado no sabe a huevo crudo.

PASO 3
Con un tenedor, dale vueltas al mascarpone para que no sea un ‘bloque de queso’. Añade cucharadas de mascarpone al bol con yemas y sirope. Sigue batiendo la mezcla hasta que no haya grumos.

Enfría un par de horas en la nevera, o media hora en el congelador, y está lista para comer.

Puedes tomarlo con frutas, o espolvorear cacao sobre la crema. Sabe parecido a la leche condensada. Está buena también colgelada o semi congelada, a modo de helado.

Cebolla morada encurtida, picante opcional

La cebolla morada encurtida le añade un toque ácido a los platos. Puedes usarla en la hamburguesa, en ensaladas, sobre un arroz con verduras, en tus tacos, …

Ingredientes

  • 1 cebolla morada grande
  • 1/4 de taza de zumo de limón
  • 1/4 de taza de zumo de lima (o media taza de limón)
  • 1/4 de taza de un vinagre suave, yo usé vinagre de arroz
  • pimienta en grano
  • una hoja de laurel
  • 1 chile fresco
  • un frasco de vidrio con tapa

PASO 1

Corta la cebolla en rodajas finas en la dirección en la que saldrían aros de cebolla. Córtalas finitas, incluso puedes usar la mandolina.

PASO 2 – Opcional

Cuando la cebolla tiene un sabor muy intenso, puedes bajarle esa intensidad con agua caliente. Para ello, hierve dos vasos de agua o caliéntalo en el microondas. Sumerge en el agua la cebolla cortada. Tras 2 minutos, echa agua fría para parar la cocción y usa un colador para tirar el agua.

Este paso es opcional. Lo recomiendo si a alguien en casa no le gusta tanto la cebolla.

PASO 3

Mete la cebolla cortada en el bote de vidrio y añade el zumo de limón, el zumo de lima, el vinagre, la pimienta y el laurel.

Opcional, si lo quieres picante: Corta el chile en rodajas y añádelo al bote.

Estará listo cuando la cebolla cambie de color. Recomiendo dejarlo reposar al menos media hora.

El bote de cebolla aguanta en el frigorífico unos 10 días. Al guardarlo, intenta que las tiras de cebolla estén sumergidas en la mezcla para que tengan menos contacto con el aire.

Falafel de garbanzos


Fácil. 24h en remojo + 20 minutos de preparación.

Ingredientes para 15-18 falafeles:

    • 3 tazas de garbanzos secos
    • 1 cebolla mediana
    • 3-4 ajos
    • 1 taza de cilantro fresco
    • 1/2 taza de perejil fresco
    • 2 cucharadas de semilla de cilantro
    • 1 cucharada de comino
    • 1/2 taza de pan rallado
    • 1/4 taza de harina
    • 2 cucharaditas de tahini o sesamo molido
    • 1 cucharada de levadura
    • Pimienta negra
    • Sal
    • Aceite para freír
    • Salsa (opcional): tahini, limón, agua y sal

Paso 1
Deja los garbanzos en remojo al menos 24 horas.
Escurre todo el agua y pícalos en el procesador de alimentos, o picadora. Cuando tenga la textura de arena gruesa, ponlos en un recipiente grande.

Paso 2
Usa de nuevo la picadora para triturar el perejil, el cilantro y la cebolla. Pícalo fino pero que no sea una pasta. Añade esto al recipiente donde están los garbanzos.

Paso 3
Añade el resto de ingredientes al recipiente: el cilantro en polvo, el comino en polvo, el pan rallado, la harina, el tahini, la levadura, la pimienta negra y la sal.

Puedes dejar reposar la mezcla en la nevera una hora para que los ingredientes se mezclen mejor, o freír en ese momento.

Paso 4
Haz pequeñas bolitas aplastadas, los falafeles, y fríelos en aceite vegetal a fuego medio-alto 1 minuto por cada lado o cuando estén crujientes y tostados. Es mejor usar aceite que no sea de oliva, porque otros aceites más ligeros alcanzan más temperatura sin quemarse.

Procura echar una bola de mezcla cada 30 segundos, no todas a la vez, o la temperatura del aceite bajará y, mientras sube, los falafeles lo absorverán.

Paso 5 (salsa, opcional)
En un recipiente pequeño y profundo, mezcla 1 cucharadita de tahini, 1 cucharada de agua, una pizca de sal, y el zumo de medio limón. Tarda en mezclarse, pero es la salsa más fácil y más perfecta para los falafeles.

Puedes servirlos con pan de pita, tomate, pepino, cebolla morada,

La mezcla de falafel cruda se puede congelar sin problemas, llegando al paso 3, justo antes de freírlos.

Esta receta está basada en los falafeles de Annur

Helado casero de mango (sin máquina)

Fácil. 10-15 minutos de preparación, 5 horas en el congelador.

Ingredientes para 4 personas:

  • 2-3 mangos grandes muy maduros
  • 200ml o 1 taza de nata líquida para montar
  • Media taza de leche condensada

Paso 1
Monta la nata hasta que esté firme.

 

Paso 2
Pela y tritura los mangos. Añádelos a la nata, junto con la leche condensada, removiendo con cuidado para no bajar mucho la nata montada.

 

Paso 3
Coloca la mezcla en un recipiente con tapa y ponlo en el congelador. Remueve la mezcla a las 2 horas. Puedes comerlo a partir de las 5 horas.

Si te gusta el helado con trozos de fruta, cuando vayas a removerlo a las 2 horas, añade trozos de mango fresco.

Uso mangos muy maduros para que el dulzor del helado venga de la fruta y, así, usar menos leche condensada.

Puedes usar esta recetaa para hacer helado de fresa, de melocotón, de plátano, … o la fruta que esté en temporada donde vives.

Esta receta está basada en la de mi fuente favorita de recetas indias: Show me the Curry.

Bizcocho de dos chocolates con frambuesa


Dificultad media. 20 minutos de preparación, 30 minutos en el horno.

Ingredientes:

  • 175g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 140g de azúcar blanco
  • 30g de azúcar moreno
  • 3 huevos
  • 100ml de leche
  • 4 cucharadas de cacao en polvo
  • 200g de harina
  • 3 cucharaditas de levadura
  • 50g de chispas de chocolate o chocolate en trozos
  • 12 frambuesas
  • media cucharadita de sal


Paso 1
Enciende el horno a 180ºC.
En un recipiente, mezcla los dos azúcares con la mantequilla a temperatura ambiente.


Paso 2
Bate los huevos y añádelos a la mezcla. Añade también la harina, la leche, el cacao, y la levadura.


Paso 3
Corta el chocolate en trozos, mézclalo todo y ponlo en el molde del bizcocho.
Pon las frambuesas dentro de la mezcla, espolvorea con sal, y mételo al horno unos 30 minutos o hasta que metiendo un palillo, éste salga limpio.

Peras al vino

peras-al-vino
Para 6 personas. 30 minutos. Fácil.

  • 6 peras blancas
  • 1 vaso y medio de vino
  • 1 rama o 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharada sopera de azúcar moreno
  • 5 cucharadas soperas de azúcar para hacer el sirope(opcional)

PASO 1
Lava y pela las peras dejando el tallo y la piel más cercana al tallo, como se muestra en la foto.
Corta la parte de abajo creando una base para mantenerse vertical sobre el plato.

peras-al-vino-paso01
PASO 2
En una olla pequeña, vierte el vino, el azúcar y la canela. Coloca las peras de forma vertical. La parte más ancha de la pera tarda más en cocerse, así que deberá estar más tiempo sumergida.
Calienta la olla y mantenla hirviendo a fuego medio-bajo durante 20 minutos.
A los 10 minutos de empezar a hervir, cambia las peras de posición para que se tiñan por completo de color vino.

peras-al-vino-paso02
PASO 3
Retira del fuego y refrigera las peras.
Si te gustan los postres muy dulces, puedes hacer un sirope para que la salsa esté más espesa.Retira las peras de la olla y añade al caldo de vino 5 cucharadas de azúcar blanca (o más, al gusto). Hierve el caldo dándole vueltas para que no se pegue el azúcar en el fondo.
Tras 15-20 minutos, habrás reducido la salsa hasta formar casi un sirope. Ten en cuenta que, una vez frío, el sirope espesa bastante, así que tendrás que cocer la salsa antes de que llegue a la consistencia que quieres.

Sirve con cuchillo y tenedor, en un plato que contraste con el granate del vino.

Las peras al vino son ideales para las fiestas. Es uno de esos platos con los que quedas muy bien con muy poco esfuerzo, y además se puede dejar hecho el día anterior.

Rajas poblanas con crema

Rajas-poblanas
Para 4 personas. Medio-fácil. 50 min.

Ingredientes:

  • 4 chiles poblanos grandes y lo más planos posibles
  • 1 cebolla mediana
  • 1 cucharada de aceite
  • 3 cucharadas colmadas de crema/nata líquida
  • 2 lata pequeña de maíz/elote
  • sal
  • quesadillas o arroz para acompañar

rajas-poblanas01
PASO 1
Lava los chiles y ponlos directamente en el fuego (si tienes gas en la cocina) o sobre una sartén a fuego medio. Dale la vuelta a los chiles según se les vaya separando la piel de la carne.
Cuando estén listos, mete los chiles en una bolsa. Puede ser un ziploc (como en la foto) o una bolsa del súper, pero que no tenga agujeros. Los chiles empezarán a sudar y serán más fáciles de pelar.

rajas-poblanas02PASO 2
-Es el momento de empezar a hacer el arroz blanco, si lo quieres-
Corta la cebolla en juliana (en medias lunas) y ponla a dorar con una cucharada de aceite en la sartén que utilizamos para los chiles.

rajas-poblanas03PASO 3
Mientras se dora la cebolla, pela y corta los chiles. Los chiles se cortan bien con las manos. Haz tiras verticales siguiendo la veta del propio chile.
Los chiles poblanos a veces son picantes, por eso me pongo guantes.

rajas-poblanas04
PASO 4
Cuando la cebolla esté dorada, echa los chiles hechos rajas a la sartén. Añade la lata de maíz. Déjalo 2 minutos a fuego medio. Añade la crema y remueve la mezcla.

PASO 5
Espera a que la crema se caliente y desde que empieza a hervir, baja el fuego a medio-bajo otros 5 minutos.

Tarta de patata y calabacín

Para 4 personas.
Fácil. 15min +horno (40min).

Ingredientes:

  • 4 patatas grandes
  • 1 calabacín grande
  • media cebolla
  • 1 huevo
  • 1 taza de leche
  • 1 cucharadita de levadura de repostería
  • 1 cucharadita de aceite
  • 1 cucharadita de vinagre
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 1/3 de pastilla de caldo
  • queso
  • cilantro (opcional)
  • sal y pimienta


PASO 1
Pon una cacerola con agua y un puñadito de sal. Pela las patatas y córtalas en rodajas de 1cm de ancho. Ponlas a cocer 10 minutos.


PASO 2
Lava el calabacín, haz rodajas finas y ponlas en el molde del horno (si las haces de medio centímetro no se secan y queda abajo una capita de caldo). Espolvorea sal y pimienta.
Pica la media cebolla en tiras finas y ponlas sobre el calabacín.


PASO 3
Precalienta el horno a 200ºC (400ºF).
Coloca las patatas como una cama sobre la base de calabacín y cebolla.


PASO 4
Mezcla en un bol el huevo, la leche, la levadura, el aceite, el vinagre, el tercio de pastilla de caldo y la mostaza. Échale la mezcla por encima a las patatas.

PASO 5
Corta finito o ralla el queso y el cilantro, échaselo por encima y mételo al horno 40minutos a 200ºC.

Prometo una foto original cuando vuelva a hacerlo.

Receta de CreatiVegan